Conflicto laboral en Gualeguaychú

Despidos en Unilever: el gremio no descartó medidas de fuerza

El secretario gremial de Químicos y Petroquímicos no descartó nuevas medidas de fuerza en la planta del Parque Industrial de Gualeguaychú. Aseguró que los despidos no fueron por una cuestión financiera, sí por una decisión de disciplinar a los trabajadores. “Caso contrario no se entiende cómo ofrecen indemnizaciones del 180 por ciento”, opinó.


Foto relacionada

En ese marco, aseguró que los trabajadores se “encuentran en estado de alerta y conflicto permanente, razón por la cual en cualquier momento se puede desencadenar otra medida” y acotó que Unilever no está disponiendo de producción, en lo que suena más a una “estrategia para evitar un paro”. Cabe destacar que dos de los trabajadores despedidos superarían los 20 años de antigüedad, por lo que el “monto a percibir es de aproximadamente dos millones de pesos, ofreciendo la empresa un 80 por ciento más de ese monto, respondiendo en forma negativa los operarios despedidos”, mientras que el resto suma pocos años de servicio, por lo que el monto de la indemnización es “sensiblemente menor”, se indicó desde el gremio. El conflicto de Unilever en el Parque Industrial de Gualeguaychú sigue sin un acuerdo entre las partes involucradas. La empresa que despidió a 21 trabajadores y que arregló con 16 de los operarios una indemnización superior a la que marca la ley, cinco empleados que no arreglaron y que luchan por mantener la fuente de trabajo, y el sindicato que “apoya a los operarios”.

Oscar Casco, en diálogo con el diario El Día, adelantó que en la semana que se inicia pueden “volver las medidas de fuerza, acorde a como se vayan dando las cosas”.

En ese marco, aseguró que los trabajadores se “encuentran en estado de alerta y conflicto permanente, razón por la cual en cualquier momento se puede desencadenar otra medida” y acotó que Unilever, no está disponiendo de producción, en lo que suena más a una “estrategia para evitar un paro”.

El sindicalista aseguró que la situación que se vive no es por una “cuestión de plata, es por la razón de seguir trabajando”, como lo manifestaron los cinco que quieren “mantener sus puestos en Unilever”.

Cabe destacar que dos de ellos superarían los 20 años de antigüedad por lo que el “monto a percibir es de aproximadamente dos millones de pesos, ofreciendo la empresa un 80 por ciento más de ese monto, respondiendo en forma negativa los operarios despedidos”, mientras que el resto suma pocos años de servicio, por lo que el monto de la indemnización es “sensiblemente menor”.

El gremialista indicó que Unilever, la semana pasada, firmó un acuerdo paritario acorde al aumento del costo de vida, en lo que se conoce como “Cláusula Gatillo” Dijo que la medida en la planta local obedece a “disciplinar a la gente y a una clara persecución gremial”.

“Están pagando el 180 por ciento de lo que marca la ley, ahora si alguien arregla por el doble, al resto de los despedidos les cabe el mismo derecho”.