Desarrollo tecnológico

Una Pyme entrerriana producirá una vacuna para las aves

Mediante un trabajo conjunto con el INTA, el laboratorio Inmuner, con 40 años de trayectoria y más de 35 empleados, logró un desarrollo tecnológico contra la enfermedad de Gumboro. El país ya no necesitará importar las dosis.


Foto relacionada

El Ministerio de Agroindustria presentó la primera vacuna aviar contra la enfermedad infecciosa de la Bursa (IBD), conocida como enfermedad de Gumboro, muy contagiosa y causante de fuertes pérdidas en el sector.

La innovación forma parte de una alianza estratégica público-privada entre el INTA y el laboratorio argentino Inmuner. El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, remarcó: "Estas vacunas no se producían en el país, utilizábamos vacunas importadas; hoy vamos a usar tecnología nacional". También participaron de la presentación el presidente del INTA, Amadeo Nicora, autoridades del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y representantes de Laboratorios Inmuner, una pyme de Entre Ríos, con 40 años de trayectoria y más de 35 empleados.

El presidente del INTA destacó: "Es un desarrollo ciento por ciento nacional del INTA y una pyme del interior del país. Son vacunas muy seguras. Aspiramos a que el mercado la tome y se venda".

La vacuna permitirá resguardar a la actividad frente a una enfermedad endémica en el país y comercializar localmente dosis para una producción nacional de más de 725 millones de aves al año.

Según informó el INTA, la vacuna R-VAC Inmuner es un desarrollo que iniciaron investigadores del Instituto de Biotecnología (IB) del INTA Castelar hace 20 años. Lo hicieron "bajo técnicas de ingeniería genética y basado en cepas vivas de poxvirus -los virus de mayor tamaño, entre los que se encuentra el de la viruela-, que no infectan productivamente al organismo blanco de vacunación". En 2012, junto con Inmuner, comenzaron a trabajar en la obtención de R-VAC Inmuner IBD. Gabriela Calamante, del INTA, explicó que se trabajó "en una plataforma de vectores virales basado en virus canarypox".

Con la aplicación de una única dosis, en el primer día de vida de las aves, el producto evita la replicación viral en pollos, la diseminación del vector en los animales inmunizados, la dispersión por contacto hacia otros animales y hacia el ambiente en general. Al respecto, la especialista comentó que la seguridad que brinda quedó demostrada en los ensayos clínicos veterinarios donde se "logró una alta eficacia contra el virus que afecta a las aves jóvenes".
Fuente: La Nación